Inicio > Cómo fomentar la autoestima en las personas mayores
facebook
twitter
linkedlink
imprimir
Cómo fomentar la autoestima en las personas mayores
Artículo
09/05/2018
Las edades más avanzadas, al igual que las tempranas, siempre han sido consideradas las edades más vulnerables. Y, por tanto, también a la hora de sufrir depresión o autoestima baja.
Editado por:
Elena Rojas

En las personas mayores, el deterioro de las funciones físicas, la pérdida de energía y otros factores de forma natural necesitan tiempo para ser asimilados adecuadamente. Se trata de una etapa más de la vida, pero que para muchas personas es difícil de digerir. Por ello, fomentar la autoestima de los mayores es fundamental para que no se sientan solos.

Tener un propósito en la vida es imprescindible para cualquier persona, tenga la edad que tenga. Es el motor que nos hace levantarnos contentos cada mañana. Nos hace felices y llenos de vida, mejorando nuestra salud mental y física. Si nuestros mayores han perdido ese motor de vida, debemos ayudarlos a recuperarlo. Motivarlos a hacer actividades que les gusten, cosas de las que estuvieron orgullosos en su día o conseguir aquellas metas que nunca lograron, podría ser un buen comienzo para ese camino hacia el aumento de autoestima. Algo que se resume en retos: todas las personas necesitamos retos en nuestras vidas.

Otro factor importante en la vida del ser humano es la independencia. Sentirnos autónomos o lo más autónomos posible es muy importante y lo será más cuando lleguemos a esa tercera edad. En la gran mayoría de los casos, la tendencia de familiares y cuidadores es no dejar que las personas mayores hagan las cosas a su manera, es decir, nos anticipamos a sus actos. Pero esto es un error, dejarlos deambular a sus anchas, haciéndoles creer que siguen siendo autónomos y que no son "una carga" les hará sentirse mejor. En estos casos, no importa el tiempo, pueden tardar lo que necesiten, pero al lograr la hazaña se sentirán felices y su autoestima mejorará. Además, como en todas las etapas de la vida, en las edades avanzadas también hay rachas, en las cuales a veces les costará más realizar actividades físicas que con un poco de práctica pueden mejorar.

Sentirse activos es muy fundamental, tanto de forma física como mental. Cuanto más usen su cuerpo y la mente, menos se verán afectados por el deterioro al que están sometidos debido al paso del tiempo. Además, ¿quién dijo que la tercera edad no es edad para realizar todo aquello que nunca hicimos? Atreverse a no dejar pasar las oportunidades será muy positivo en todos los casos. De nada sirve lamentar todo aquello que dejamos atrás.

Amarse y respetarse, evitando cualquier complejo de inferioridad, también es importante. La tercera edad no es menos que ninguna, por ello, no debemos dejar que nuestros mayores descuiden su aspecto físico y mental. Si ellos no toman la iniciativa, debemos hacerlo nosotros. Pequeños cambios en el aspecto exterior harán sentirse a esa persona especial y con mejor ánimo. Además, es conocido que el victimismo solo sirve para generar atención. Por lo que si estas personas no adoptan la actitud adecuada debemos, simplemente, recordárselo. No son menos que nadie y pueden tomar las riendas de sus vidas como lo hacían antaño.

Actitud positiva, energía y toma de decisiones en sus vidas son la clave para conseguir ser felices en la recta final de nuestras vidas.

Hospital Fátima

954 61 33 00

Centralita

955 04 03 63

Solicitar Cita
© 2018 Hospital Fátima
Privacidad    |    Aviso legal
Política de calidad
Política de calidad