Inicio > Actualidad > Noticias > El colesterol LDL como responsable modificable de aterosclerosis en personas aparentemente sanas
facebook
twitter
linkedlink
imprimir
El colesterol LDL como responsable modificable de aterosclerosis en personas aparentemente sanas
Imagen Noticia
10/02/2018 20:04
Las investigaciones encuentran que el colesterol LDL es el principal causante de infartos e ictus en personas que, aparentemente, están sanas y sin riesgo cardiovascular como hipertensión, diabetes o tabaquismo entre otros.

El colesterol LDL (LDL-C: Low Density Lipoprotein), conocido como "el malo", es el causante de infartos o ictus en personas de mediana edad, aparentemente sanas y sin riesgo cardiovascular. Se trata del principal predictor de tener placas de aterosclerosis en las arterias, según las investigaciones realizadas en el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III. Unas placas que pueden llegar a endurecerse con el paso del tiempo, provocando que las arterias se estrechen, disminuyendo el flujo de sangre rica en oxígeno para los órganos y otras partes del cuerpo. Por suerte, según este estudio, es posible actuar sobre LDL-C para poder evitar la aparición de dichas placas.

Este estudio apunta que existe una relación entre los niveles de colesterol LDL y la extensión de estas placas de aterosclerosis en diferentes zonas vasculares como arterias iliacas y femorales, arterias coronarias y arterias carótida y aorta. La investigación detecta que dichas placas aparecen en el 50% de los individuos de mediana edad, es decir, entre 40-45 años de edad, a pesar de que éstos no presenten factores de riesgo cardiovascular, como puede ser la hipertensión, la diabetes o el tabaquismo, entre otros. Por ello, desarrollar estrategias efectivas para prevenir enfermedades cardiovasculares en el mundo es prioritario. Según el National Cholesterol Education Program Expert Panel, se considera patológico un LDL-C de 160 mg/dl, mientras que el límite ronda los valores de 130-160 mg/dl.

Para los investigadores, hallazgos como estos suponen importantes implicaciones sociales y clínicas, destacando así la importancia de reducir el colesterol LDL de la población. Debido a que, generalmente, la enfermedad aterosclerótica es encontrada en la mayoría de los casos en estadios avanzados, es decir, cuando ya ha provocado eventos clínicos como infarto de miocardio, accidente cerebrovascular u otros. A lo que hay que sumar el hecho de que cuando el tratamiento de este tipo de patologías comienza a dar resultados ya es demasiado tarde, puesto que un elevado porcentaje de estos pacientes encuentran afectada su calidad de vida. Por ello, según los investigadores, la posibilidad de identificar a los sujetos con la enfermedad antes de que esta provoque cualquier tipo de síntomas podría reducir las complicaciones de la misma, lo que se traduce en ahorro social y económico.

Hospital Fátima

954 61 33 00

Centralita

955 04 03 63

Solicitar Cita
© 2018 Hospital Fátima
Privacidad    |    Aviso legal
Política de calidad
Política de calidad